Cómo poner el lavavajillas en 2 minutos y que entre todo, sin tener que fregar de nuevo

Cómo poner el lavavajillas en 2 minutos y que entre todo, sin tener que fregar de nuevo

Que alegría es tener un lavavajillas en casa, sobre todo para no tener que fregar a mano los platos.

Ya ni te cuento, cuando haces cena en casa y vienen tus amigos o familia, prepárate para la súper montaña de platos.

Empiezas a colocarlos ¡y horror! no te caben todos. Pero da igual tú sigues llenando el lavavajillas como si no hubiera un mañana con tal de terminar. Después viene la gran sorpresa, no salen los platos limpios y al final toca fregar a mano.

Tal vez no seamos magos para enseñarte trucos, pero si intentaremos darte consejos para evitar que te salgan los platos sucios.

1.- Retira los restos de comida. Usa una servilleta o cepillo. Solemos usar agua e incluso lavar antes con lavavajillas manual para quitar los restos.

Entonces, ¿para qué tenemos el lavavajillas? Haces gasto de agua y energía si la usas caliente. Al final gastamos más innecesariamente.

Si colocas bien el menaje y usas buenos productos, tus platos saldrán limpios.

2.- Coloca un plato en cada ranura, con la cara mirando hacia el interior. Alterna grandes con pequeños.

3.- Pon los cubiertos en la cesta indicada para ellos. Los cuchillos con el mango hacia arriba para no hacerte daño. Las cucharas y tenedores con el mango hacia abajo, mezclados entre sí procurando que no tapen las caras de las cucharas.

¡Ojo!, si los cubiertos son de diferente material, colócalos en cestas independientes evitando que se toquen entre sí.

4.- Pon en la cesta inferior a los lados o al fondo los recipientes grandes como las bandejas. Si las pones delante impedirás que llegue el agua a otras piezas y no se lavarán bien.

5.- Coloca en la cesta inferior las ollas y sartenes. Es la parte del lavavajillas que más fuerza de limpieza tiene.

6.- Coloca en la bandeja superior las piezas de plástico como “tupper”. Así estarán alejadas de la resistencia que se encuentra en la parte inferior y no se estropearan tan fácilmente.

7.- También coloca en la bandeja superior vasos, copas y tazas. Mirando siempre hacia abajo.

8.- No introduzcas utensilios de madera. Si tienes dudas de algún material, pon una sola pieza para ver cómo sale. No pongas unos cacharros encima de otros ya que impedirás que el agua de lavado llegue a todas las piezas.

9.- Sigue las instrucciones de la etiqueta del detergente del lavavajillas. Según la suciedad tienes distintos tipos de dosis.

Nosotros recomendamos usar gel líquido. Así evitas malas disoluciones como ocurre con algunas pastillas del mercado. Además el gel es fácilmente dosificable. Echas la cantidad exacta necesaria según el tipo de limpieza y así ahorras en producto.

10.- Usa siempre abrillantador. Ayuda al secado de las piezas. Da brillo a tu vajilla y cristalería. Elimina restos de detergente que pudieran quedar.

11.- Llena el depósito de la sal. Ayuda a eliminar la cal del agua y evitas que tu menaje salga manchado.

12.- Si estuviera la vajilla muy sucia y con mucha grasa, puedes pulverizar desengrasante sobre el menaje una vez colocado y antes de activar el programa de lavado.

13.- Gira las aspas para comprobar que no se atasca con ninguna pieza.

14.- Espera a que la vajilla se enfríe antes de colocarla en su sitio. Estando caliente suele ser más sensible a los impactos.

15.- Coloca la vajilla del cesto inferior en su sitio primero, antes que la del cesto superior. Evitaremos así que posibles restos de agua, caigan a la otra vajilla y la mojen.

16.- Limpia tu lavavajillas cada 2 meses con un limpiamáquinas. Ayudará a mantenerlo y a que dure más. Revisa regularmente los filtros.

Gracias por leernos hasta aquí, si tienes otras ideas y quieres compartirlas con nosotros, escribe tus comentarios!!!.

Publicado el 25/02/2018 Cocina 0 906

Dejar un comentarioLeave a Reply

Ant.
Sig.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Confirmar Pedido